Imatge o vídeo destacat
Nou inici FAR (6).jpg

Habitar de nuevo las palabras

Llevamos unos meses inmersos en retos, en ideas innovadoras y vertiginosas, en vivir el día a día, en el aquí y ahora, en adaptarse al que, por la salud y por responsabilidad de todos, se nos permite hacer. El proyecto FAR también ha tenido que adaptarse a las nuevas medidas, pero ha seguido apostando por habitar de nuevo los espacios, dar lugar a las palabras y, lo más importante, dar voz y oído a las mujeres del barrio.

Con la pandemia no podemos contar con muchas de las voluntarias que hasta ahora hacían posible este proyecto y, esto, es evidente que supuso un aspecto muy limitante para poner en marcha FAR. Pero, por suerte, hemos encontrado nuevas personas que han querido regalar su tiempo a cambio de dar y recibir: dar herramientas y mecanismos para que las mujeres del barrio ganen autonomía y seguridad como seres potenciales en el barrio, a cambio de recibir escucha, agradecimiento, y vínculo, mucho vínculo!

Tras dos meses de reconstrucción, reuniones, proyecciones y reubicación, estos han sido los resultados: 50 mujeres con las que nos hemos encontrado y 9 voluntarias que quieren seguir ofreciendo un espacio de formación y relación en la que, más allá de enseñar el catalán o el castellano, quieren empoderar y tejer red entre las vecinas del barrio que vienen a aprender la lengua. Estas voluntarias tienen perfiles diferentes: mujeres ligadas a la realidad del entorno por intereses personales; "ex alumnas" de FAR que ahora quieren aportar su conocimiento a otras mujeres del barrio; y otras que quieren seguir vinculadas al proyecto desde casa. De hecho, es por ello que hemos habilitado el espacio "Un té virtual contigo", para ofrecer una atención y cuidado de aquellas mujeres que querrían seguir aprendiendo en clase pero que durante un tiempo deben estar confinadas en casa.

A través de compartir y enriquecernos de temas cotidianos como la familia, las horas, el cuerpo humano, alimentos y ropa, la ciudad y el barrio, la casa, los transportes, el ocio y el trabajo, queremos focalizar la mirada hacia un desarrollo personal, más allá del aprendizaje de la lengua. Queremos hacer barrio, caminar con las vecinas un trocito de su día a día en su trayectoria vital: realidad, aspiraciones y miedos. ¿Hasta donde llegaremos juntas?