Imatge o vídeo destacat
2020-FAR_PAU-1

"Nuestro hogar debe ser el primer lugar de paz"

En el proyecto de FAR hemos empezado el nuevo año preparando juntas la celebración del Día Internacional de la Paz y No Violencia, una oportunidad para reflexionar conjuntamente en cada aula: ¿qué es para mí la paz? ¿Hay paz en mi vida, en mi barrio, en mi casa, en el colegio de mis hijos, en la plaza?

Entre todas compartimos el deseo de un mundo mejor para nosotros pero, sobre todo, para nuestros hijos e hijas. Aprovechando este espacio de conversación abierta, una madre de un proyecto inicia un diálogo interesante: nosotras somos muy pequeñas para luchar contra los que provocan las guerras, este es un problema muy grande... Y, de golpe, otra compañera de clase responde: seguro que este hombre que hoy está sentado en un despacho firmando para que haya una guerra, también fue hijo de una familia que no supo inculcarle los valores necesarios para evitar la violencia en su vida.

De repente, nos quedamos todas en silencio. Unos segundos de miradas de complicidad, comprensión, esperanza... Nuestros hijos son la semilla de esperanza para la paz en el mundo, concluye otra mujer.

Paralelamente, en otra clase, se está llevando a cabo una conversación en torno a la violencia en sus vidas, en las relaciones de pareja, familia, entre hombres, mujeres, niños y niñas, en relaciones de poder que se establecen en cada casa según la cultura o la religión. El diálogo termina cuando todas coincidimos en que nuestro hogar debe ser el primer lugar de paz, si queremos que ésta se multiplique e inunde la vida, casas, barrios y otros países del mundo.

Finalmente, acabamos celebrando el día de la paz de manera conjunta, poniendo en común las reflexiones hechas y valorando que juntas construimos la paz. Los niños y niñas de El Niu también se unen a la celebración, con un dibujo hecho de sus propias manos. ¡Ellos son la semilla que debemos cuidar para construir un futuro mejor! Y seguro que les será más fácil con un barrio lleno de madres comprometidas, críticas y conscientes como las suyas.