Imatge o vídeo destacat
Talents_AIJ_4

Cultivar los talentos

En ApreniJoc nos hemos propuesto educar a través de las diferentes disciplinas artísticas y, durante el primer trimestre, comenzamos con la escritura creativa, después subimos arriba del escenario a representar diferentes roles y aprender todo lo que nos quería enseñar el teatro y terminamos no sólo manteniéndonos en el escenario, sino escuchando música y disfrutando de todo lo que podamos crear con nuestro propio cuerpo. La música nos ha hecho vibrar y lo hemos hecho de la mano de dos invitadas!

Una lleva la música en las venas y se dedica como pasión: necesita bailar para poder expresarse, cuando está contenta, cuando está nerviosa y siempre que tenga un momento en que el cuerpo necesite moverse libremente. Así nos lo hizo llegar a través del hip-hop, una música moderna. Desde bien pequeña, Anna ha respirado la música a través de sus articulaciones y lo ha utilizado para expresarse. Primero comenzó en un terreno más íntimo y personal pero tanto le hacía sentir, que buscó espacios en su vida para cultivar esta disciplina, con diferentes grupos de hip-hop que le han llevado incluso a competiciones nacionales! Con ella aprendimos la importancia de calentar el cuerpo, de conocer técnicas básicas y adaptar una coreografía a cualquier ritmo musical, dejando que el cuerpo exprese lo que siente.

La otra invitada, Andrea, nos explicó que la música le ha hecho vibrar tanto, que ha querido dedicarse a ello de manera profesional. Así, ha hecho de ella una coreógrafa y bailarina profesional! Ha conocido las posibilidades musicales y ha querido explorar la danza contemporánea, descubriendo cómo puede expresar sentimientos, emociones y cualquier temática que se quiera expresar a través del propio cuerpo. Después del calentamiento, por parejas nos hemos reflejado en el otro a través de un espejo, hemos interpretado un dibujo con el propio cuerpo y hemos fluido por el espacio como si todos fuéramos un único cuerpo.

De estas dos experiencias nos hemos llevado dos ideas primordiales: el cuerpo como posible herramienta de expresión y, sobre todo, la importancia de explorar, potenciar y cultivar los propios talentos que nos permitirán descubrir oportunidades tanto a nivel personal como profesionales.

¿Y tu, ya tienes en mente qué talento vas a cultivar este año?