Imatge o vídeo destacat
francina_alsina_3.jpg

La entrevista: Francina Alsina

 “La persona”, este es el único foco donde ha de ir dirigida toda la acción social.

FRANCINA ALSINA. Actual presidenta de la Taula del Tercer Sector y voluntaria de Arrels Fundació desde el año 1989. Durante ocho años ha sido la presidenta de la Federació Catalana de Voluntariat Social.

 

¿Cuánto tiempo hace que eres presidenta de la Taula? Con tu recorrido vital y profesional, ¿cuáles son las aportaciones que esperas poder hacer al tercer sector desde tu lugar de presidenta?

Fui escogida presidenta de la Taula en octubre de 2017, o sea que hace un año y medio que estoy en el cargo. Una de las cosas que comporta este cargo es presidir una Junta Directiva formada por personas referentes de diversas federaciones. Es una junta que refleja perfectamente la manera de ser y de hacer del Tercer Sector. A la hora de tomar decisiones siempre tenemos como referente la defensa de los derechos sociales y pensar en hacer lo que es mejor para nuestras federaciones socias.

¿Cuáles son los puntos más críticos actualmente de la situación social de Catalunya?

Actualmente, el punto más crítico es el aumento y la cronificación de la pobreza en todas sus caras (infantil, femenina y energética) y la falta de vivienda social.

¿Y algo que no podemos perder porque ya hacemos bien como país?

Lo que podemos perder por la situación de precariedad es el tejido social que formamos las entidades sociales. Entidades que han nacido mayoritariamente del esfuerzo de personas que se han agrupado y se han puesto a trabajar cuando han visto una situación de injusticia y que hacen una tarea básica de cohesión. El financiamiento deficiente que tienen las entidades sociales hacen peligrar más de un programa que ya han llevado a cabo con éxito o, incluso, la continuidad de la misma entidad.

¿Crees que a nivel de entidades de acción social es un momento posibilitador o más bien difícil? ¿En qué crees que tenemos un papel más relevante las entidades y dónde pedirías que pusiéramos el foco de atención?

El trabajo y el compromiso que aportan las entidades es relevante e importante, aunque no siempre es valorado como se merece. A la hora de poner el foco lo centraría en el aspecto más importante que es “la persona”. Este es el único foco donde ha de ir dirigida toda la acción social. Es importante que las entidades sociales no olviden cuál es su principal objetivo fundacional y que este sea auténticamente la base de sus acciones.

¿En qué crees que la acción comunitaria es importante para los barrios? 

La acción comunitaria es la que nos permite poner el foco en la persona de forma integral y transversal, por tanto, tal y como vivimos en las ciudades es sumamente necesaria e importante. Cuando se vivía en núcleos más pequeños, donde todo el mundo se conocía, no se habría visto nunca la necesidad de políticas similares por el hecho de que se practicaba con normalidad la “buena vecindad”.

¿Qué características tienen que tener para serlo?

La característica  tiene que ser que la persona se sienta atendida y protegida en todos los ámbitos de su vida. Esto le permite tener una vida independiente pero, al mismo tiempo, sabe que no está sola y que dispone de todos los servicios que pueda necesitar a su abasto.

Pensando en la Salut Alta…¿Qué nos hace falta como entidad para ser una “buena noticia” para el barrio? ¿Qué papel hemos de jugar? ¿Y de cara a la Administración?

Creo que ya sois una “buena noticia para el barrio”. Hacéis una acción totalmente comunitaria de atención e inclusión a personas vulnerables y en riesgo de exclusión social. No os centráis únicamente en los niños/as sino que también atendéis a familias. La labor que desarrolláis con las madres (lengua, cocina, costumbres, tradiciones, etc.) la veo muy importante para que las familias que han venido recientemente se sientan una parte de vuestro barrio. De cara a la Administración, hace falta que se den cuenta de lo que aportáis para la cohesión del barrio y la ciudad, y también que se necesitan recursos para hacerlo con calidad. A veces cuesta un poco hacerse entender, pero es importante no desistir e insistir tanto como haga falta.

Hablemos de personas. ¿Cómo crees que han de ser los equipos (y las personas) que trabajamos en barrios como La Salut?

Para mí una característica básica debería ser que amen el trabajo que hacen y que sepan alejar el desánimo. Vosotros/as con vuestra labor estáis transformando vuestro entorno, esto no es trabajo fácil, ni tiene unos efectos inmediatos. Por tanto, es necesario un punto de optimismo y la capacidad de comenzar cada día con el mismo ánimo con el que empezaron el primer día.

Siempre décimos que sin voluntario/as no podríamos hacer lo que hacemos ni cómo lo hacemos. Tu que has sido voluntaria de diversas entidades y presidenta de la Federación Catalana del Voluntariado Social, tienes mucho que decir. ¿Cuál es este “papel” del voluntariado en las entidades? ¿En qué se traduce la aportación de los voluntarios y voluntarias?

Si vamos al origen de la mayoría de entidades, vemos que éstas lo hicieron de la mano de personas voluntarias que se movilizaron ante unas necesidades concretas. Creo que el papel principal de la persona voluntaria en las entidades es estar atenta y cercana. El voluntariado aporta un plus de calidad a las entidades, la dedicación más personalizada en el acompañamiento. La labor del voluntariado es la de “estar”, para hacer ya hay personas contratadas.

Nos puedes decir, desde tu visión global, ¿cuáles son las tendencias a nivel del tercer sector en Cataluña? ¿Hacia dónde camina la sociedad? 

El futuro va hacia el modelo de atención comunitaria centrada en la persona y hacia la innovación. Es importante que las entidades hagan un paso adelante a la hora de innovar e incorporar las TIC para ser más eficientes, para ofrecer una mejor atención a las personas y para trabajar más en red. El proyecto de m4Social de la Taula ofrece a las entidades federadas formación en este campo y también posibles alianzas con empresas especializadas, que las puede ayudar a mejorar sus servicios.

Para acabar, Francina, si miras atrás, ¿te viene a la cabeza algún lugar, entidad, persona, que recuerdes con especial ternura?

Si miro atrás, lo primero que me viene a la cabeza es una de las personas que más me ha marcado en el servicio al otro. Se llamaba Quim Marcet y de su mano descubrí la entidad Arrels, esto era en el año 1989. Todavía hoy voy a hacer mi labor allí como voluntaria. Sin este inicio sería muy difícil que ahora estuviera presidiendo la Taula.

Y si miras adelante… Si pudieras leer el boletín de la Taula del Tercer Sector del año 2029, ¿qué titular te gustaría encontrar?

Un titular que en ningún momento saliera la palabra “pobreza”, “falta de vivienda social”, “exclusión”, o sea la ausencia de estas palabras, porque significarías que estas situaciones ya no existen. Podríamos decir el “no titular”.

 

Gracias por tu sinceridad y predisposición. Recordamos que hace un par de años, también colaboraste con nosotros en la campaña #espaiXacompanyar: