Imatge o vídeo destacat
Biblioteca_CO

Había una vez…

Toda historia tiene un principio curioso, un principio que nos llama la atención. Pero también necesita acción para que nuestra imaginación se despierte, para que nuestro corazón lata más rápido y deseemos llegar al final con una emoción en cada respiración. Las palabras son eternas y, por eso, cada historia debe quedar escrita en páginas de colores para que año tras año sean leídas por el mundo entero.

Así pues, miles de páginas llenas de historias se acumulan en la biblioteca del Centre Obert, para ser leídas y sobretodo, ser escuchadas. Un lunes de cada mes todos los niños y niñas del centro abierto cogen un cojín, se sientan en el suelo y se dejan llevar entre las palabras de cada historia de la voz de Mercè y Anna, dos voluntarias que aman los libros y las grandes historias.

Como aquella cera que le decían que era roja y al final descubrió quien era de verdad (Vermell. Michael Hall) o aquel perro travieso que le encantaría hablar para decirle a su dueño el porqué de sus acciones (¿Qué te contaría si pudiera hablar? De Mick & Choë Inkpen). Historias llenas de errores (Un llibre ple d’errors de Corinna Luyken) o de problemas (El problema de Iwona Chmielewka) que nos enseñan que a pesar de los obstáculos somos grandes aventureros para seguir avanzando.

Pero las historias acabarían olvidándose si no se recuerdan y por eso, nuestras voluntarias vienen cargadas de actividades relacionadas con el cuento para dejar volar la imaginación y ser protagonistas de nuestro cuento.

Y aunque toda historia tiene un final… la nuestra aún está construyéndose y aprendiendo cada día más de esta actividad especial.

Y colorín colorado este cuento… Todavía no ha acabado.